13 datos que debes saber sobre el huevo

El huevo es un alimento muy importante en la alimentación y en la gastronomía, dejando de lado sus nutrientes, el huevo destaca por ser muy versátil. Podemos comerlo solo, acompañado de otros ingredientes e incluso lo encontramos en una gran cantidad de postres. Tiene cualidades químicas muy especiales que le permiten ser una herramienta culinaria inigualable.

 

A continuación, te contamos algunos datos que tal vez no sabías sobre este alimento.

 

  1. Es el alimento más consumido a nivel mundial durante el desayuno. Probablemente por ser una opción fácil y rápida que permite crear deliciosos desayunos.
  2. Tanto en México como en Cuba, se ha convertido en una de las fuentes principales de proteína; incluso excluyendo otros alimentos. La razón es su precio accesible comparado con otros productos.
  3. De acuerdo a estudios realizados en 2011, la población mexicana consume un huevo a diario en promedio.
  4. La cantidad recomendada para obtener los gramos de proteína suficientes en una comida es de dos unidades al día. Se necesitan de 1.2 a 1.6 gramos de proteína por kilogramo de peso de la persona, esto en condiciones de salud normales.
  5. A diferencia de otras proteínas, esta no necesita refrigerarse para mantenerse fresca. Sin embargo, tiene un tiempo de vida limitado. Un huevo fresco se mantiene 18 días con la misma calidad (clara gruesa), posterior a este tiempo se convierte en uno maduro. Los huevos maduros tienen una clara más floja y se mantienen así durante 12 días. Transcurrido este tiempo el huevo ya es viejo y es comestible durante los próximos 5 días, para este punto la clara es líquida.
  6. La función química del huevo en los postres es tan importante e indispensable para su preparación y consistencia final, que se han realizado estudios para encontrar alternativas ya que existen personas que no quieren o no pueden consumirlo. La chía se ha posicionado como un sustituto del huevo gracias a que su baba tiene una consistencia similar y funciona como un sustituto para la grasa del mismo.
  7.  La clara contiene un 88% de agua y 11% de proteínas, siendo la ovoalbúmina la principal. La mayor parte de vitaminas hidrosolubles se encuentran en la yema.
  8. Algunas personas, especialmente niños, pueden ser alérgicas al huevo ya que son intolerantes a las proteínas que este contiene. Los síntomas principales son: irritación en la piel, picor en los labios, diarrea, dolor estomacal, vómito y fatiga entre otros.
  9. Cuando se consume en exceso, puede provocar colesterol alto y aumento de peso. Esto puede ser muy negativo para la salud ya que de ahí se derivan problemas cardiovasculares.

 

  1. Si guardas un huevo en un lugar cerrado por mucho tiempo, puede oler a podrido sin estarlo. Verifica en qué etapa de vida se encuentran.
  2. Es muy importante lavar los huevos antes de consumirlos. Cuando no se cuenta con las medidas necesarias de higiene, tanto en donde se produce como donde se consume; es posible contagiarse de Salmonella.
  3. Los huevos orgánicos contienen más proteínas y menos grasas que los comerciales. Los orgánicos pueden hacer la diferencia en el sabor de los postres y cualquier receta ya que tienen mejor olor, sabor y calidad.
  4. El color de la yema tiene que ver con la alimentación de la gallina pero no afecta en la calidad del huevo ya que las proteínas se encuentran en la clara. Podemos encontrar yemas de colores anaranjados muy brillantes y de amarillos claros, todos son saludables.

 

Ahora que ya sabes todo esto…¿Cambiarás tu forma de consumirlos?

Huevos de gallina

 

 

 

Fuentes:

 

Frade, V. F., & Martínez, J. L. (2009). Importancia del huevo en la alimentación y la cocina cubana. Revista Cubana de Alimentación y Nutrición, 19(1), 2.

Hernández Trujillo, J., & Padilla, R. (2015). Evolución reciente de la producción y consumo de huevo en México.

Álvarez Almazán, S. I., & Oñate Bravo, J. F. (2017). Propuesta de repostería sustituyendo al huevo por chía, en la elaboración de la torta de banano (Bachelor’s thesis, Universidad de Guayaquil, Facultad de Ingeniería Química).

Quitral, V., Donoso, M. L., & Acevedo, N. (2009). Comparación físico-química y sensorial de huevos de campo, orgánicos y comerciales. Revista Salud Pública y Nutrición, 10(2).